Pàgines

viernes, 13 de enero de 2017

UN PISO DE 1907


Y llegamos al fin de la semana con este piso de Goteborg, construido en 1907, del cual han rescatado sus suelos y puertas de madera, que le dan un toque rústico y cálido al espacio, mientras lo combinan con mis colores favoritos, los que pertenecen a la escala de grises; eso sin dejarnos las plantas, que acaban de aportarle la harmonía al espacio. 

Estas gamas cromáticas hacen que, cuando lleguemos a casa, podamos descansar. Os imagináis las paredes pintadas con tonos super saturados? No sería lo mismo. No invitan al descanso. Así que yo, os recomiendo abusar de ellos, de los que son cálidos y neutros. Veréis que sensación de descanso y relax. 

Vemos más del pisito?











Que tengáis un muy buen fin de semana! Aunque dicen que van a bajar las temperaturas, así que quizás todo sea cuestión de sofá, peli y manta! :D

Un abrazo y besos alados!